viernes, 7 de octubre de 2016

Nobel de la Paz para Santos, presión del ultraderechista Uribe y masivas concentraciones en las calles colombianas a favor del acuerdo

 

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos gana el premio Nobel de la Paz 2016

El galardón premia los esfuerzos del mandatario en el proceso de paz con las FARC.


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos en el proceso de pazacordado con la guerrilla de las FARC. El Comité Noruego del Nobel ha destacado del mandatario la "fortaleza" necesaria para afrontar la "tarea" del proceso de paz abierto con la insurgencia más antigua de América Latina tras más de 50 años de conflicto. "Colombianos, este premio es de ustedes. Lo recibo, en especial, en nombre de las millones de víctimas que ha dejado este conflicto que hemos sufrido", ha dicho el mandatario dos horas después de que se anunciara el galardón en la Casa de Nariño, su residencia oficial, acompañado de su esposa María Clemencia de Santos.
"Pese al voto en el referéndum", ha manifestado la presidenta del comité, Kaci Kullmann Fiveen, con relación al rechazo en el plebiscito del domingo a los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y la guerrilla, Santos ha contribuido siempre "al final del conflicto". La convocatoria electoral, con un voto negativo del 50,21% de los electores y una abstención del 62%, se celebró el pasado 2 de octubre. "Debemos reconciliarnos y unirnos para culminar este proceso, y comenzar a construir una paz estable y duradera", ha declarado el presidente en referencia a la polarización que se vive en el país desde que comenzaran las negociaciones. La división se ha ido incrementando a medida que se desarrollaba la campaña del referéndum. Tras el rechazo en las urnas, la figura del expresidente Álvaro Uribe, principal opositor al proceso a través de su partido el Centro Democrático, ha recobrado mucha fortaleza. Casi dos horas después de que se conociera el anuncio, el líder opositor ha lanzado un tuit en el que felicita al líder de Colombia por el galardón, pero con reservas: "Felicito el Nobel para el Presidente Santos, deseo que conduzca a cambiar acuerdos dañinos para la democracia".
Rodrigo Londoño, alias Timochenko, líder de las FARC, se ha adelantado a la comparecencia oficial con un mensaje en su cuenta de Twitter, el canal oficial de la insurgencia desde que se rechazaran los acuerdos en el plebiscito: "El único premio al que aspiramos es de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin paramilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras #PazALaCalle". La guerrilla y cinco víctimas del conflicto armado colombiano estaban nominadas con el presidente Santos para el galardón, aunque finalmente solo ha recaído en el mandatario.
El fallo, anunciado a las 11 de la mañana, hora peninsular española, y 4.20 de la madrugada, hora de Colombia, ha pillado al país americano aún dormido. El galardón no se esperaba. Han pasado cinco días desde que los colombianos decidieron rechazar los acuerdos de paz y parecía razón suficiente para que la candidatura quedara relegada al olvido.  "El referéndum", ha continuado la noruega Kullmann Fiveen, "no fue un voto contra la paz. Los que votaron no, no rechazaron el deseo de paz sino un acuerdo específico de paz". Para la organización del Nobel, "el resultado ha generado una gran incertidumbre sobre el futuro de Colombia. Hay un riesgo real de que el proceso de paz se paralice y de que estalle de nuevo la guerra civil, lo que hace todavía más importante que todas la partes, encabezadas por el presidente de Santos y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, mantengan el respeto al alto el fuego".
Santos, consciente de la falta de respaldo en su país, pese al unánime apoyo internacional que se manifestó en la ceremonia de la firma del acuerdo final en Cartagena el pasado 26 de septiembre, ha remarcado su intención de "perservar" en la búsqueda de la paz. "Recibo este reconocimiento con gran humildad y como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz de los colombianos. A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días".
Además, el comité se mostró convencido de que Santos "ha acercado de forma significativa hacia una solución pacífica el sangriento conflicto" en su país y que ha sentado las bases para el desarme verificable de las FARC y un "proceso histórico de reconciliación y hermanamiento nacional". "Sus esfuerzos para promover la paz cumplen por tanto los criterios y el espíritu de la voluntad de Alfred Nobel", aseguró el comité. El premio, argumentó el jurado, trata de animar "a todos aquellos que tratan de lograr la paz, la reconciliación y la justicia en Colombia".
El conflicto de Colombia, que con 52 años es el más largo del continente americano, ha causado la muerte de 220.000 personas, el desplazamiento de más de seis millones de personas y la desaparición de otras 45.000. Los cuatro años de negociaciones en La Habana, con Noruega como país facilitador, culminaron el 24 de agosto en un acuerdo de paz, que fue solemnemente firmado en Cartagena de Indias el 26 de septiembre por Santos y el jefe de la guerrilla. Lo firmado, que ocupa 297 folios, fue sometido a referéndum el 2 de octubre.

La respuesta en la calle

Pese al más de 60% de abstención en el plebiscito, los colombianos han decidido ejercer presión en las calles desde el pasado miércoles, un día después de que el presidente Santos anunciara que, por el momento, prorrogaba el cese bilateral al fuego, que se creía indefinido, hasta el próximo 31 de octubre. Una gran marcha en 14 ciudades, que solo en Bogotá consiguió reunir a unas 100.000 personas, salió a reclamar "acuerdos ya". En el centro de la capital, en la plaza Bolívar, un grupo de ciudadanos acampa desde la noche de la manifestación pidiendo que los gobernantes no se levanten de la mesa en lo que ya se conoce como el Campamento por la Paz. "Recibimos la sorpresa con alegría y optimismo este mensaje de esperanza y solidaridad que nos ofrece la comunidad europea", ha dicho una de sus representantes. "Invitamos a todos y todas a que se acerquen a la plaza de Bolívar a construir la paz".
El Comité Noruego señaló además que el galardón es "un homenaje al pueblo colombiano que, a pesar de todos los abusos sufridos, no ha perdido la esperanza de lograr una paz justa y a todas las partes que han contribuido a este proceso de paz". En esta ocasión se habían presentado 376 candidaturas, de las que 148 eran organizaciones y 228 eran personas. Se trata de una cifra récord, que supera a las 278 recibidas en 2014.
Desde que se entregó por primera vez en 1901 se han concedido 96 galardones a un total de 129 premiados. En 2015, el Nobel de la Paz recayó en el Cuarteto Nacional de Diálogo de Túnez por su "contribución a construir una democracia plural" en el país tras la revolución de 2011. El Cuarteto estaba integrado por dos sindicatos, un colegio de abogados y la Liga Tunecina para la Defensa de los Derechos Humanos.


---------------------------------------------------------


cudhtilukaanksl-jpg_1718483346
Miles de ciudadanos se movilizaron por las calles de Bogotá (capital) en defensa de la paz. | Foto: @IvanCepedaCast
Resumen Latinoamericano
 
Miles de manifestantes de varias regiones de Colombia exigen un país sin polarización y una paz estable.
Los colombianos que votaron por el Sí en el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz se movilizan este martes para defender el proceso que busca acabar con un conflicto de más de 50 años.
Con marchas y concentraciones en varias regiones del país suramericano, los colombianos defendieron los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP).
En las ciudades de Bogotá (Cundinamarca), Barranquilla (Atlántico), Cali (Valle del Cauca), Cartagena (Bolívar), Quibdó (Chocó), Bucaramanga (Santander), Santa Marta (Magdalena), Manizales (Caldas) y Medellín (Antioquia), se realizan actos y caminatas que promueven la paz para un conflicto que dejó 220 mil muertos y millones de desplazados.

En un encuentro entre el presidente Juan Manuel Santos y el senador de derecha Álvaro Uribe en Casa de Nariño en Bogotá, un grupo de manifestantes también mostró su apoyo a la opción del Sí.
Uno de los participantes de la manifestación declaró, en una revista realizada por el corresponsal de teleSUR en Colombia, Milton Henao, que la reunión entre ambos políticos debe buscar “las vías para alcanzar una paz plena dejando al lado los intereses de las grandes élites”.
“Queremos un país unido, estamos cansados de la guerra, la vida de nosotros los colombianos debe tener paz y para esto se necesita la restauración social de diversos grupos que han sido afectados por el conflicto”, indicó el manifestante.
Líderes estudiantiles de al menos 15 instituciones de educación superior de Bogotá, públicas y privadas, en una iniciativa denominada “Marcha universitaria por la paz” piden que se realice un acuerdo “sin importar la idolología política de los asistentes”.
“Queremos demostrar que la paz no es cuestión de partido ni de un personaje, la paz es de Colombia. Nuestra intención no es polarizar más, es hacer un llamado de atención a políticos, a quienes ocupan los altos bandos que tienen una deuda histórica con Colombia”, aseguró Paula Salinas, estudiante de la Universidad de los Andes, organizadora del evento.
Salinas dijo que “el domingo se votó No, pero ahora miramos para adelante. Queremos que los del No y del Sí dialoguen y negocien la paz de inmediato; que esto no se dilate por cuestiones políticas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada