sábado, 9 de diciembre de 2017

¿Por qué decimos NO a la OMC?



Leandro Morgenfeld [*]
MEGAFÓN Nº 19/1 - Diciembre 2017
CLACSO
Por primera vez, la Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio se hará en América del Sur. Las grandes corporaciones trasnacionales van a intentar imponer sus intereses. En paralelo, organizaciones sociales y políticas de todo el mundo nos movilizamos en Buenos Aires para rechazar la agenda de la OMC y debatir sobre las alternativas. 
¿Qué es la OMC?

Al final de la Segunda Guerra Mundial surgieron nuevas instituciones multilaterales. En 1948,se estableció el Acuerdo General de Comercio y Tarifas (GATT por sus siglas en inglés), que funcionó hasta 1994. Sus sucesivas rondas de negociación promovieron reglas para liberalizar el comercio de manufacturas, pero no el de bienes agrícolas y servicios. En efecto, se disminuyeron progresivamente las tarifas y barreras comerciales a escala global. En la Ronda Uruguay (1986-1994), corporaciones farmacéuticas y agropecuarias, entre otras, presionaron para incorporar nuevos temas comerciales. Se creó una nueva institución, la Organización Mundial del Comercio (OMC).
Surgida en el particular contexto de la posguerra fría, la OMC fue el marco para garantizar que el proceso de acumulación del capital, tras el derrumbe del llamado “mundo socialista”, operara a escala planetaria. Paralelamente, estos temas se fueron incorporando en los nuevos acuerdos de libre comercio, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y en los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI). Hoy, la OMC está compuesta por 164 de los cerca de 200 países existentes. Su actual director general es un brasilero, Roberto Azevedo, pero la máxima autoridad del organismo es la Reunión Ministerial que se realiza cada dos años.
La XI Reunión Ministerial se realizará en Buenos Aires, Argentina, entre el 10 y el 13 de diciembre de 2017. Allí, las grandes corporaciones de los países centrales pretenderán relanzar esta institución, luego de la parálisis de los mega-acuerdos regionales, generada, en parte, tras el Brexit y la asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Intentarán que se dé por clausurada la Ronda de Doha, conocida como Ronda del Desarrollo, que se inició en 2001; también procurarán introducir nuevos temas en la agenda.
Más allá de estos objetivos, en la cumbre de la OMC se expondrán las contradicciones internas: por un lado, las críticas de Trump, que prefiere los acuerdos bilaterales y expresó su desdén hacia la OMC y otros organismos multilaterales; por el otro, las demandas de los países menos desarrollados, que no quieren dar por muerta la Ronda del Desarrollo; y, frente a ellas, las de las organizaciones sociales y políticas que proponen agendas alternativas.
A la vez que las corporaciones trasnacionales promovieron sus intereses en esta institución global, emergieron resistencias. En noviembre de 1999 se produjo la famosa “Batalla de Seattle”, más de 40 mil manifestantes bloquearon la reunión ministerial, iniciando el movimiento por la alter-globalización. Cuatro años más tarde, en Cancún, hubo enormes protestas de organizaciones sindicales, ecologistas y campesinas, lideradas por La Vía Campesina, que lograron que colapsara la ministerial. Allí, los gobiernos de países no centrales, muchos de ellos perjudicados por los subsidios agrícolas de Estados Unidos, Europa y Japón, entendieron que antes que conseguir un mal acuerdo era mejor que no hubiera ninguno.
Ante la parálisis de las negociaciones multilaterales, las potencias impulsaron los tratados mega-regionales, que incorporan nuevos temas como la llamada “coherencia regulatoria”: ningún país miembro podría establecer una nueva regulación sin acordarla con los demás, afectando así la capacidad de los estados de desplegar políticas públicas, ya sea en materia laboral, medioambiental, de salud o educación.
En la reunión de diciembre, uno de los tópicos centrales será el de comercio electrónico. Como bien señalan Francisco Cantamutto y Mariano Treacy en un reciente artículo, “… la OMC busca abrir una nueva frontera de negocios como salida -siempre precaria- a la crisis global. De la mano de la revolución tecnológica en curso, las grandes multinacionales pretenden que la OMC en Buenos Aires sea sede de una globalización “recargada” donde se consolide la regulación de los “nuevos temas” como el comercio de servicios o la propiedad intelectual. En este sentido, uno de los puntos más peligrosos en curso es que se busca lograr una suerte de desregulación preventiva del comercio electrónico y del tráfico de datos.
Deborah James, coordinadora de la red Nuestro mundo no está en venta, explicó en un detallado análisis de la Ministerial de Buenos Aires de qué manera la agenda que intentan imponer los países ricos en la OMC refuerza las asimetrías a nivel global, en detrimento de los países menos desarrollados, a la vez que limita la posibilidad de que estos últimos, a través de políticas regulatorias, reduzcan esas diferencias. En su artículo “Malestar en el libro comercio”, Clara Weinhardt y Fabian Bohnenberger explican las crecientes impugnaciones a la liberalización que promueve la OMC, “…la oposición pública frente a la liberalización del comercio en muchas sociedades occidentales se alimenta de la preocupación por su efecto en el proceso democrático de formulación de leyes, en especial si los acuerdos comerciales conducen a una erosión de las ‘regulaciones sociales’ tales como la protección al consumidor y los estándares laborales y medioambientales. Mientras tanto, en muchas regiones de países en desarrollo –como América Latina–, la preocupación por la privatización y la desregulación ya había conducido previamente a una crítica de la agenda de globalización neoliberal en respuesta al desempleo creciente”.
La resistencia en Buenos Aires

Este año se conformó en la Argentina la Confluencia Fuera OMC, integrada por organizaciones y redes sociales, sindicales, de derechos humanos, territoriales, estudiantiles, de mujeres, políticas, campesinas y anti-extractivistas que hace años rechazamos los acuerdos de libre comercio. Lo hicimos con el ALCA, hasta su derrota en 2005, y con los que se vienen negociando en los últimos años: Mercosur-Unión Europea, Transatlántico (TTIP), Transpacífico (TTP) y de Servicios (TISA).
El 24 de junio de 2017, se realizó en Buenos Airesel primer Encuentro Nacional para promover la Semana de Acción Global contra el libre comercio, que tendrá lugar en la capital argentina, en forma paralela a la ministerial de la OMC de diciembre. En julio, se dio a conocer nuestra primera Declaración, a la cual adhirieron numerosas organizaciones y redes de diversos países:
“Llamamos a los pueblos del mundo a movilizarse en el marco de la XI Reunión Ministerial de la OMC, que tendrá lugar en Argentina entre los días 10 y 13 de diciembre de 2017. Para ello, convocamos a realizar una Cumbre de los Pueblos en la ciudad de Buenos Aires que colabore en la articulación de la resistencia contra el llamado “libre comercio” que sólo genera políticas de explotación y expoliación de nuestros pueblos y de la naturaleza, y que avance en visibilizar y discutir las alternativas a este sistema productivo y comercial. Entendemos que la lucha contra la OMC es global y lleva una rica historia de movilizaciones y articulaciones, ya que esta institución representa los intereses de las empresas transnacionales y no los derechos ni las necesidades de los pueblos.
Un hito en el proceso de descrédito ha sido la movilización de las organizaciones sociales que en 1999 pusieron en evidencia los impactos negativos del proyecto de liberalización comercial durante la reunión de la OMC en Seattle, Estados Unidos, y que inspiró a un amplio movimiento de resistencias anticapitalistas en todo el planeta. Cuatro años después, la gran movilización popular durante la Reunión Ministerial de la OMC en Cancún también significó un avance en la resistencia contra la agenda del gran capital transnacional. Pretendemos, asimismo, que la lucha contra la OMC adopte un fuerte carácter regional, sumándose en la recuperación de nuestra valiosa historia de organización social y política contra las múltiples formas de dominio que fue adquiriendo el capital en los últimos años.
La lucha contra el ALCA fue un proceso destacado de articulación continental, y la Cumbre de los Pueblos de Mar del Plata, en 2005, habilitó avances importantes en la discusión de alternativas de integración. Más de diez años después,  es necesario que volvamos a juntar nuestras luchas para movilizarnos contra la libertad corporativa y los privilegios de los inversionistas en la región.
La libertad debe ser para las personas: la libertad de movilidad para los trabajadores, y no para los empresarios e inversionistas que especulan con nuestras riquezas sociales y naturales. En este contexto debemos discutir nuevamente la cuestión de las alternativas populares y la urgente necesidad de avanzar en proyectos que construyan nuevas formas de relaciones entre nuestros pueblos, que sean solidarias y complementarias. (…) Rechazamos la agenda de ‘libre’ comercio y protección de inversiones en todas sus formas, sea mediante acuerdos bilaterales o inter-regionales (como el tratado entre la UE y el Mercosur, que se intenta cerrar para diciembre de este año) por medio del ámbito multilateral como la OMC o por decisión de grupos como el G20. Proponemos avanzar en la re-articulación de las agendas y las campañas de las organizaciones sociales y políticas, tanto en nuestro país como en la región y a nivel global. Es por esto que, desde este Encuentro Nacional, realizamos un llamamiento a todas las organizaciones y pueblos de Argentina y del mundo, a participar activamente en la organización y desarrollo de la Cumbre de los Pueblos en Buenos Aires entre los días 10 y 13 de diciembre de 2017, para oponernos al régimen que la OMC impulsa a nivel global  y pensar y discutir alternativas al capitalismo desde nuestros pueblos. Juntos/as, podemos construir esos otros mundos posibles”.
El 30 de septiembre se hizo un segundo encuentro y se lanzó la Confluencia Fuera OMC, que organizó el Encuentro de los Pueblos contra el libre comercio y por las alternativas, que se reunirá entre el 11 y el 13 de diciembre en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, e impulsa las movilizaciones que se realizarán durante esos días en la ciudad. En esta suerte de contra-cumbre, se realizarán las siguientes actividades: Foro “Soberanía Sanitaria: El impacto del Neoliberalismo sobre el Derecho a la Salud”; Foro Feminista Frente al Libre Comercio; Foro “Derechos y Soberanía frente al Libre Comercio, la Deuda y el Poder corporativo”; Foro “Bienes Comunes, Justicia Climática y Soberanía Energética”; Foro sobre Soberanía Educativa; Taller Coordinación Continental ALBA frente a la OMC; Panel – Debate “Los derechos laborales en el marco de la liberalización comercial”; Taller “Israel el brazo armado de la OMC”; Gran Asamblea de Mujeres; Panel-Debate “Pensamiento Crítico en América Latina”; Foro “Bienes Comunes, Justicia Climática y Soberanía Energética”; Foro de Soberanía Alimentaria; Foro de Migración; Foro de Trabajadorxs; Panel – Debate “La Economía Social y Solidaria – ¿Una alternativa a la economía capitalista?; y finalmente, el 13 de diciembre se realizará una Asamblea de Confluencia  y el Acto de Cierre “Fuera OMC – Solidaridad con los Pueblos que luchan”.
Recogiendo las mejores tradiciones de coordinación de las luchas globales, la Campaña está llamando a recuperar el espíritu de Mar del Plata, y de anteriores batallas, como la de Seattle y Cancún. Aquella lucha contra el proyecto hegemónico con el cual Estados Unidos pretendía consolidar su dominio continental, se ganó hace casi 12años.
Frente a la OMC y al G20: Foro Mundial del Pensamiento Crítico

La lucha contra la ministerial de la OMC atraerá la atención mundial hacia Buenos Aires; la Cumbre Presidencial del G20, que el presidente argentino Mauricio Macri insistió en que se realizara en la Argentina, también.
En 2016, se repudió la visita de Obama a la Argentina, que coincidió con el 40 aniversario del golpe de estado del 24 de marzo de 1976. Más allá de las masivas movilizaciones promovidas por los organismos de derechos humanos, hubo que soportar el enorme embelesamiento de la prensa hegemónica local con la familia Obama. Con Trump, la situación no será igual: si sobrevive a las iniciativas para realizarle un juicio político y todavía es presidente a mediados de 2018, visitará la Argentina para asistir a la Cumbre Presidencial del G20. Allí va a enfrentar en las calles concentraciones similares a las que se produjeron en Mar del Plata, durante la IV Cumbre de las Américas, en noviembre del 2005, con las consignas No al ALCA y Fuera Bush de Argentina y América Latina.
Enfrentamos grandes desafíos. Tanto los defensores de la globalización neoliberal como los nuevos líderes xenófobos de las potencias centrales defienden a los intereses de las grandes corporaciones. La llegada de Trump a la Casa Blanca es un gran peligro. Sus iniciativas misóginas, xenófobas, anti-obreras, plutocráticas, militaristas, injerencistas y contra cualquier protección del medio ambiente son una amenaza para el mundo entero, pero a la vez una oportunidad, por el rechazo que genera, para retomar el debate sobre nuevas agendas y estrategias, con una perspectiva antiimperialista y anticapitalista. También, para ampliar la coordinación y cooperación políticas, confluyendo con las organizaciones populares que lo enfrentan en Estados Unidos.
Trump expresa descarnadamente el afán de dominio imperial de Estados Unidos sobre Nuestra América. Y eso puede incrementar aún más el rechazo a la subordinación claudicante que proponen las derechas regionales como único camino posible. Pero esto, de ninguna manera, debe llevarnos a abrazar la estrategia neoliberal que, en contra del discurso de Trump, edulcora y promociona una agenda corporativa que sólo beneficia al 1% que concentra cada vez más riquezas a expensas del resto de la sociedad y de la depredación de los bienes comunes de la tierra. Más “libre comercio” no equivale a más desarrollo, ni a menos pobreza ni a menor desigualdad. Las opciones que nos ofrecen los defensores de la OMC y los críticos como Trump son en realidad funcionales a distintas fracciones de las clases dominantes de los países centrales. Frente a ese escenario, la salida no es optar por esa falsa disyuntiva, ni limitarse a aceptar meras reformas cosméticas de la OMC, sino avanzar en la construcción de un orden social menos desigual y depredatorio.
El gran desafío para las izquierdas, los movimientos populares y las fuerzas progresistas, es articular las luchas globales, regionales y nacionales –“pensar global y actual local”-, y ofrecer una alternativa favorable a nuestros pueblos y a la preservación de los bienes comunes de la tierra. La lucha contra los mega-acuerdos de libre comercio y la agenda pro corporaciones que promueven las potencias en la OMC y el G20 es una oportunidad para coordinar con las organizaciones sociales, sindicales, ecologistas, de mujeres, migrantes, LGBT y de derechos humanos que resisten en todo el mundo.
En noviembre de 2018 se realizará también en Buenos Aires el Primer Foro Mundial del Pensamiento Crítico, impulsado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO. Esa cita, sin lugar a dudas, será un acontecimiento histórico, no sólo para enfrentar la ofensiva del capital contra el trabajo a escala global sino para avanzar en la construcción de nuestras agendas alternativas.
___________________________
[*] Leandro Morgenfeld - es integrante de la Confluencia Fuera OMC. Profesor UBA. Investigador adjunto del CONICET. Co-coordinador del Grupo de Trabajo CLACSO Estudios sobre Estados Unidos. Autor de Vecinos en conflicto. Argentina y Estados Unidos en las conferencias panamericanas; Relaciones peligrosas. Argentina y Estados Unidos; y del blog www.vecinosenconflicto.com.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Leandro Morgenfeld: “Nos estamos sumando tardíamente a una globalización neoliberal en crisis.”


Leandro Morgenfeld: “Nos estamos sumando tardíamente a una globalización neoliberal en crisis.”


Nuestra América Bárbara - FM La Patriada. Juan Francisco Martínez Peria, Luis Wainer y Amílcar Salas entrevistaron al historiador e investigador del CONICET, Leandro Morgenfeld, quien nos habló sobre la 'Cumbre de los Pueblos - Fuera OMC', contracumbre a realizarse del 11 al 13 de diciembre en la Facultad de Ciencias Sociales, y sobre la negativa del gobierno al ingreso de las ONG participantes de este evento.








martes, 5 de diciembre de 2017

Panel-Debate PENSAMIENTO CRÍTICO, CRÍTICA AL LIBRE COMERCIO Y LA OFENSIVA DEL CAPITAL


[Versión del mensaje en formato texto]
...........................................
La Cumbre de los Pueblos
Fuera OMC

Construyendo Alternativas
11-13 de Diciembre | Buenos Aires, Argentina
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Panel-Debate
PENSAMIENTO CRÍTICO, CRÍTICA AL LIBRE COMERCIO Y LA OFENSIVA DEL CAPITAL
Lunes 11 de Diciembre | 19 a 21hsFacultad de Ciencias Sociales - UBA
Santiago del Estero 1029, CABA, Aula Magna de la Facultad
Intervenciones de dirigentes sociales, sindicales y docentes universitarios sobre la realidad de la liberalización y la ofensiva del capital
Participantes
Nora Cortiñas | Adolfo Pérez Esquivel | Camille Chalmers
José L. Rodríguez García | Jaime Estay | Thomas Kruse
María Josefina Morales | Marina Gouvea | Carolina Jiménez
Antonio Elías | Teresa Morales | Lila Molinier | Mabel Twaites Rey
Martin Esparza | José Montes de Oca | Miguel Ruiz Managua
Leonardo Batalla | Hugo Blasco | Consuelo Silva Flores | Pablo Gentili
Coordinación: Julio Gambina y Leandro Morgenfeld
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Seminario
MULTILATERALISMO, REGIONALISMO Y BILATERALISMO. INTEGRACIÓN Y RESPUESTA ALTERNATIVA DE LOS PUEBLOS
11, 12 y 13 de Diciembre
Facultad de Ciencias Sociales - UBA | Santiago del Estero 1029, CABA
Organizado por los Grupos de Trabajo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO): “Crisis y economía mundial”, “Integración y unidad latinoamericana”, y “Estudios sobre Estados Unidos”, la Red de Estudios de la Economía Mundial (REDEM); la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISyP) y la Sociedad Latinoamericana de Economía Política y Pensamiento Crítico (SEPLA)
Participan los Grupos de Trabajo CLACSO
• Alternativas contrahegemónicas desde el Sur global
• Crisis y economía mundial
• Estados latinoamericanos: ruptura y restauración
• Estudios sobre Estados Unidos
• Integración y unidad latinoamericana
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
» Descargar Programa
..........................................

CLACSO | 50 AÑOS
Secretaría Ejecutiva
Estados Unidos 1168 | C1101AAX Ciudad de Buenos Aires, Argentina | Tel [54 11] 4304 9145
clacsoinst@clacso.edu.ar | www.clacso.org

lunes, 4 de diciembre de 2017

Fuera OMC: Cumbre de los pueblos por la soberanía

morgenfeld

Fuera OMC: Cumbre de los pueblos por la soberanía

FM De La Calle
 
Entre el 10 y 13 de diciembre Argentina será sede de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Este organismo integrado por 164 miembros se plantea como objetivo central ocuparse de las normas que rigen el comercio entre los países. Paralelamente, se realizará una Cumbre de los Pueblos que impulsa el Encuentro Nacional contra la OMC, una iniciativa mundial que busca articular resistencias contra el libre comercio y discutir las alternativas al sistema económico actual.
 La “Cumbre de los Pueblos: fuera OMC-Construyendo Soberanía” está integrada por redes y organizaciones sociales, sindicales, de derechos humanos, territoriales, estudiantiles, de mujeres, políticas, campesinas y anti-extractivistas y desarrollará su “contracumbre” a través de un extenso cronograma entre el 7 y el 13 de diciembre en la ciudad de Buenos Aires.
Leandro Morgenfeld, historiador, profesor de la UBA, investigador del CONICET e integrante de la organización comentó a FM De la Calle las confluencias históricas que hoy se retoman con esta iniciativa desde el proyecto del No al ALCA en 2005 hasta Argentina Mejor sin TLC (2016), todas ellas advirtiendo el escenario posible ante el avance de los mega-acuerdos con las grandes empresas y el libre comercio.

- escuchá el audio de la entrevista acá
 
 “Vamos a tratar de demostrar cómo los pueblos de todo el mundo nos organizamos para decir que no estamos de acuerdo con la agenda de las grandes trasnacionales, que es la que se va a discutir esencialmente en la cumbre formal en Puerto Madero y no sólo vamos a criticar esa agenda sino que vamos a plantear una serie de alternativas”.
Además Morgendfeld caracterizó la XI Reunión Ministerial de la Organización Mundial de Comercio como “un espacio donde se aboga la idea, principalmente en los países no potencias, de la supuesta ‘vuelta al mundo’ a cambio de que éstos tomen las agendas de los países centrales, pero de manera acrítica”.
“Ya hemos experimentado en nuestra historia muchas veces que cuando abrimos nuestra economía, cuando desregulamos al gran capital, cuando desde el gobierno se alienta una ofensiva contra las clases populares, se generan malas condiciones para la mayoría de la población, re-endeudamiento y crisis con un posterior estallido, como hemos tenido tantas veces en nuestra historia reciente”.
Respecto a casos anteriores de injerencia de la OMC en países vecinos, el investigador señaló a México como uno de los antecedentes para visibilizar las consecuencias de estos acuerdos.
“México firmó en el año ‘94 el NAFTA con Canadá  y con Estados Unidos, es decir con dos potencias de una asimetría enorme, y en mas de veinte años lo único que ha hecho México es reprimarizar su economía, depender como nunca antes de EEUU trayendo a sus  trabajadores condiciones nefastas. La idea de que se iban a igualar los salarios entre México, EEUU y Canadá se comprobó como absolutamente falaz. México tiene niveles históricos de pobreza, hay una criminalización de las clases populares enorme y desde que se inició la famosa guerra contra las drogas impulsada por EEUU, tiene un índice de asesinatos por año que son récords históricos; es decir una situación gravísima producto de subordinarse a las grandes potencias”.
La “Cumbre de los Pueblos: fuera OMC-Construyendo Soberanía” tendrá su apertura el 7 de diciembre en la Plaza de Mayo con una Marcha de las Resistencia de las Madres Línea Fundadora. Los días siguientes habrá paneles, mesas/debate que tendrán como ejes programáticos a la situación de los trabajadores y trabajadoras, la soberanía sanitaria, el poder corporativo y la deuda, bienes comunes, soberanía energética, entre otros.
Además se realizará el lunes 11 de diciembre un Foro Feminista contra el libre comercio que concentrará a mujeres, trans, lesbianas, gays, mujeres migrantes, campesinas e indígenas retomando el antecedente del 2005 cuando en el Encuentro Nacional de Mujeres de Mar del Plata este colectivo se sumó al reclamo ¡Fuera Bush! ¡No al Alca!

"Fuera OMC", la otra resistencia que hace temer a Macri por otro muerto

PAPELÓN, DENUNCIAS Y TRUMP

"Fuera OMC", la otra resistencia que hace temer a Macri por otro muerto

Para la Conferencia Ministerial de la OMC que se realizará la semana que viene en Buenos Aires, el Gobierno establecerá un perímetro de seguridad en el barrio de Puerto Madero, epicentro de la cumbre. Pero no sólo ello, además, decidió en una medida insólita, censurar la participación de entidades y personalidades acreditadas al evento lo que acerca al país a un escándalo. Ocurre que la Cancillería le ordenó a las embajadas y consulados del país a lo largo del mundo, que denieguen los visados para ingresar al país a representantes de organizaciones de la sociedad civil, por instrucción del Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y la Agencia Federal de Investigaciones de Gustavo Arribas. Y en el listado no sólo figuran organizaciones activistas defensoras de derechos humanos y civiles, sino también entidades profesionales y reconocidos especialistas a nivel internacional. Incluso, la OMC se ocupó de tomar distancia de la medida atribuyéndole la responsabilidad al gobierno y aclarando, además, que esta organizaciones "participan habitualmente" de estos encuentros para hacer oír su voz disidente. Pese a ello, la cartera que conduce Bullrich, que justifica sus decisiones con los episodios violentos de años pasados, demuestra que no confía tanto, como sostiene públicamente, en el accionar de sus fuerzas de Seguridad.

Por Urgente 24
Lunes 04 de diciembre de 2017

“Tomar acríticamente la agenda de las potencias trae problemas”

“Tomar acríticamente la agenda de las potencias trae problemas”

Alreves.net.ar
Tras la asunción de la presidencia del G20 por parte de Argentina y con la cumbre de ese grupo y la reunion ministerial de la OMC en nuestro país por delante, el analista Leandro Morgenfeld analizó de qué manera es funcional el gobierno macrista a los intereses de las grandes potencias internacionales. 


Mauricio Macri asumió la presidencia del G20 y, como era de esperarse, utilizó ese hecho para hacer una puesta en escena y tratar de instalar que el mundo ha vuelto a confiar en el país y que, ahora sí, la lluvia de inversiones está al caer. El G20 se presenta como un foro de cooperación política entre países, que originamente eran las 8 principales potencias mundiales y luego incorporó a algunos países emergentes, entre ellos la Argentina. Esta presidencia argentina culminará en noviembre del año que viene con una Cumbre de Líderes del G20 en nuestro país.


“El gobierno pretende mostrar esto como una vuelta al mundo. Lo que tenemos que discutir es a qué mundo y cómo“, aseveró Leandro Morgenfeld, analista especializado en política internacional. Según su visión, la cuestión central está en cómo pararse frente a las grandes potencias y cómo poner en la mesa las problemáticas reales de los países como el nuestro. “Tomar las agendas de las potencias acríticamente genera más desindustrialización, una ofensiva contra los derechos de los trabajadores y un avance contra derechos sociales”, puntualizó Morgenfeld.
“Es muy funcional a los intereses de los países centrales una dirección política como la de Macri”.
Leandro Morgenfeld, analista especializado en política internacional
Con la Cumbre de Líderes del G20 -noviembre del año que viene- y la Reunión Ministerial de la OMC -en pocos días más-, Morgenfeld se refirió a estos eventos a realizarse en el país y con los que el gobierno mostrará sus buenas migas internacionales: “Tanto el G20 como la OMC están muy desprestigiadas. La globalización neoliberal está siendo impugnada en distintas partes del mundo”. Pero las formas de oposición no son unívocas, ya que pueden venir de ambos lados del arco político: “Una forma sería por derecha, con la emergencia de personajes como Donald Trump o Marine Le Pen, fuerzas políticas xenófobas muy críticas de la globalización; y una crítica por izquierda o progresista, que tiene que ver con que estas grandes entidades globales defienden los intereses de los paises centrales”.

La Cumbre de los Pueblos, la oposición

Al mismo tiempo que la Reunión Ministerial de la OMC, que reúne a las autoridades en materia económica de 164 países, se realizará la Cumbre de los Pueblos. Es una cumbre paralela que reúne a organizaciones sindicales, sociales, políticas, de derechos humanos, antiextractivistas y de pueblos originarios, de la Argentina y el mundo. Funcionarán 12 foros temáticos. “Vamos a decir que entendemos que el rumbo a nivel global tiene que ser otro. No tiene que ser el que le da todo a las grandes transnacionales y le quita derechos a los trabajadores, a los pueblos originarios, a las mujeres, a los campesinos y a los que en todo el mundo tienen cada vez menos”.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Invitación Panel "Trump y América Latina: rupturas y continuidades" (Martes 5/12, 16hs, Intendencia de Montevideo)





XXXI Congreso ALAS 2017 (Montevideo, 3 al 8 de diciembre)





Panel del GT CLACSO Estudios sobre EEUU:





"Trump y América Latina: rupturas y continuidades"


 Coordinador: Leandro Morgenfeld


Martes 5/12, 16 a 18hs
Intendencia Municipal de Montevideo
Salón Dorado


 Breve justificación del tema del panel:


El triunfo de Trump provocó un terremoto al interior de Estados Unidos y también en el mundo entero. En Nuestra América crece la incertidumbre. La región se verá afectada fuertemente por una serie de iniciativas: endurecimiento de la política migratoria, límites al envío de remesas, deportaciones masivas, revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), abandono del Acuerdo Transpacífico (TPP) freno a la política de distensión con Cuba. Al mismo tiempo, se estima que, si aplica un aumento de las tarifas aduaneras, se dificultará el acceso al mercado estadounidense, central para algunos países de la región (el 19% de las importaciones estadounidenses son latinoamericanas, mayormente de México). Hay incertidumbre sobre qué pasará con el diálogo político en Venezuela y cómo se posicionará la Casa Blanca frente al nuevo acuerdo de paz entre Santos y las FARC. Más allá de las especulaciones sobre si cumplirá o no lo que prometió, lo que está claro es que el nuevo presidente no abandonará las dos estrategias estadounidenses desde la enunciación de la Doctrina Monroe (1823): alejar a las potencias extra hemisféricas de lo que consideran su exclusiva área de influencia y fomentar la fragmentación latinoamericana para evitar que proliferen organismos en los que no interviene Estados Unidos, como la UNASUR, la CELAC o el ALBA. Ahora bien, su triunfo plantea cambios geopolíticos, económicos, militares e ideológicos a escala global. Ante este novedoso (y profundamente inestable) escenario internacional, se presentan diversos desafíos para los pueblos y gobiernos de Nuestra América. En este panel, integrado por académicos de México, Cuba y Argentina, reflexionaremos sobre las rupturas y continuidades que supone la política de Trump hacia la región, al mismo tiempo que indagaremos sobre los desafíos que se presentan para la misma.



Expositores:

1)                  Luis Suárez Salazar (Cuba) “El primer año del gobierno temporal de Donald Trump: una mirada crítica y prospectiva a sus estrategias contra Nuestra América”.

2)                  Darío Salinas Figueredo (México) “América Latina y el Caribe ante el gobierno republicano estadounidense. Tendencias, continuidades y cambios”

3)                  Mariana Aparicio (México) “Algunas perspectivas en la relación comercial Norte-Sur de la Administración Trump hacia América Latina: ¿ruptura o continuidades?”

4)                  Leandro Morgenfeld (Argentina) “Trump y los (nuevos) desafíos para Nuestra América”

5)                  Roberto García Ferreira (Uruguay) “Ya no es tiempo de palabras”: Estados Unidos y Uruguay en perspectiva histórica



sábado, 2 de diciembre de 2017

Presentación del LIBRO "Hegemonía y democracia en disputa. Trump y la geopolítica del neoconservadurismo"



Jueves 07/12 - 15hs
Facultad Derecho / Sala 01 
Universidad de la República
Montevideo - Uruguay
Congreso ALAS


Presentación del LIBRO

Hegemonía y democracia en disputa.
Trump y la geopolítica del neoconservadurismo

Jaime Preciado, Marco Gandásegui 
(coordinadores)


Índice
Prólogo:
Nora Garita Bonilla

Introducción:
Marco A. Gandásegui, hijo, Jaime Antonio Preciado Coronado

1.- Trump en el laberinto geopolítico global.
Marco A. Gandásegui, hijo
2.- Entre el desacuerdo y el fascismo societal invertido. Elecciones e imaginario democrático en Estados Unidos.
Jaime Antonio Preciado Coronado
3.- Estados Unidos en su contexto político-ideológico: crisis y transición en las elecciones de 2016
Jorge Hernández Martínez

4.- De Clinton a Trump: orden internacional y liderazgo estadounidense
Luis Fernando Ayerbe.
5.- Efecto Anti-Trump: el triunfo de la ideología hegemónica
Silvina M. Romano

6.- God bless América. Fundamentalismos y prosperidad: Donald Trump y su “Make America Great Again” .
Ofelia Pérez Cruz

7.- Fracturas de la sociedad moderna en crisis global: ¿Hacia un desarrollo humano y ecológico sustentable?
 Jorge Rojas Hernández

8.- Las políticas hacia América Latina y el Caribe del  gobierno temporal de Donald Trump: una aproximación a  sus primeros 155 días.
Luis Suárez Salazar
9.- Macri, de Obama a Trump. Argentina-Estados Unidos y su impacto en las relaciones interamericanas.
Leandro Morgenfeld

Epílogo: Elecciones en Estados Unidos: Hipológica, Mayorías Silenciosas y Desencanto Político.
Martha Nélida Ruiz Uribe

Charla: "Revolución Cubana y América Latina: pasado y presente" (Montevideo, 7/12, 19hs)



Charla-debate
"Revolución Cubana y América Latina: pasado y presente" 

Jueves 7 de diciembre de 2017, 19hs

 Salón 109 del Aulario Área Social
Universidad de la República, Montevideo


Exponen:
Roberto García (Uruguay)
Luis Suárez Salazar (Cuba)
Leandro Morgenfeld (Argentina)


viernes, 1 de diciembre de 2017

Programa Semana de Acción Fuera OMC



MIRÁ ACÁ EL PROGRAMA COMPLETO


Leandro Morgenfeld: “Es algo que jamás pasó en el ámbito de la OMC”

El gobierno argentino prohibió la entrada a organizaciones de la sociedad civil que estaban acreditadas oficialmente, aduciendo cuestiones de seguridad. Esta decisión provocó la crítica en varios medios extranjeros como el Financial Times. “En el contexto represivo actual, esto es muy preocupante”, aseguró el historiador Leandro Morgenfeld.

“En la cumbre de la OMC hace muchísimos años que se les da participación a distintas ONGs”, aseguró Morgenfeld. “En el día de ayer el director de relaciones internacional de la OMC informó que el gobierno argentino, aduciendo razones de seguridad, les había negado la participación a varias de estas organizaciones acreditadas oficialmente y les recomendó no viajar porque podrían ser rebotados en el aeropuerto”.
“Es algo que jamás pasó en el ámbito de la OMC”, comentó el académico, quien además opinó que se trata de una “censura” y una “discriminación política”. Aclaró también que se le negó la participación a varios actores locales también acreditados.
“Hay muchas organizaciones de países europeos y asiáticos, que les están pidiendo a sus gobiernos que se nieguen a participar en la cumbre de la OMC si Argentina no revé esa decisión. Realmente un escándalo diplomático e internacional de grandes proporciones“, enfatizó.
Morgenfeld subrayó que esto “restringe más una organización que suele tener debates cerrados” y donde en general, “se discuten los intereses de las grandes trasnacionales”. Informó además sobre la amplia agenda que la llamada “contracumbre” o cumbre paralela a la oficial está preparando a partir del 10 de diciembre en Buenos Aires.
En este programa se entrevistó además a la exembajadora argentina en los EEUU, Cecilia Nahón, para analizar la agenda del G20, foro que consideró tuvo “una contribución valiosa en el primer momento hacia el año 2008, cuando hubo una eclosión de la economía mundial”.
“Puso algunos límites mínimos, pero importantes, en términos de regulación financiera y de generar un estímulo importante fiscal y monetario”.
Sin embargo, no avanzó más por lo cual hoy es un organismo muy cuestionado y debilitado, en parte por la “crisis del multilateralismo” y también por la crítica que hay desde EEUU y Europa a la globalización, muy impulsada desde este foro.
Nahón consideró además que una “gran parte del problema ha tenido que ver con que muchas de las recomendaciones no se implementaron”, como por ejemplo, la lucha contra las guaridas fiscales, por la generación de empleo y la redistribución del ingreso.
‘Voces del Mundo’ también dialogó con la economista venezolana Pasqualina Curcio, sobre la reestructuración de la deuda que está llevando a cabo su país. La académica dijo que hay una construcción mediática desestabilizadora detrás de la noticias que hablan de default o de “un país en quiebra” o con “los mayores indicies de riesgo financiero del mundo“. A pesar de la caída en un 70% del precio del petróleo, Venezuela jamás dejó de pagar su deuda.
“En cinco años canceló alrededor de 71 mil millones de dólares, sin dejar tampoco de “atender los compromisos internos”, aseguró.
Curcio se refirió asimismo al bloqueo financiero que actualmente pesa sobre Venezuela y que ralentiza sus transacciones internacionales, así como las medidas llevadas a cabo por el país para tratar de aliviar sus efectos, como el anuncio sobre la canasta de monedas.
En ‘Voces del Mundo’ se informó también sobre los últimos números de los resultados electorales en Honduras, que le darían una mínima ventaja al candidato oficial Juan Orlando Hernández, y los rumores en la prensa estadounidense acerca de una posible destitución de Rex Tillerson como Secretario de Estado de los EEUU.

Escuchar acá [AUDIO] Voces del Mundo – Cooperativa la 770 – 1 de Diciembre de 2017