jueves, 19 de enero de 2017

Una vez más, el gobierno llenó la embajada de EEUU para rendirle homenaje al saliente embajador, a quien le otorgaron además la Orden de San Martín. Éste, por su parte, auguró que con Trump seguirá la estrecha relación que Macri cultivó con Obama

Peña y Awada acompañaron ayer al embajador Mamet en su despedida

 

Noah Mamet: "Con Trump no cambiará la buena relación"

El embajador de EE.UU. concluye su misión diplomática y pronostica que los aspectos positivos en el vínculo bilateral se mantendrán tras el recambio presidencial en su país
LA NACION
Jueves 19 de enero de 2017
 
El embajador de Estados Unidos, Noah Mamet, termina su misión diplomática en la Argentina, a causa del cambio presidencial en su país. Según sus propias palabras, en una entrevista con LA NACION extrañará el asado, el fútbol y la Patagonia, pero seguirá conectado al país, ahora como empresario.
Frente a la asunción de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, predice que en líneas generales continuará la buena relación con la Argentina. "Tenemos un momento muy positivo y no veo que eso cambie", afirmó el embajador, quien percibe muchas oportunidades para la Argentina y un clima de inversiones favorable.
Mamet se va con la convicción de que el gobierno de Mauricio Macri se está reconectando con el mundo y que el gobierno anterior tenía una mirada muy diferente del mundo. Cristina Kirchner casi no se reunía con él ni con otros embajadores.

-Termina su función en la Argentina, ¿cómo se siente?
-Es un sabor agridulce. Me encantaron mis dos años aquí. Voy a extrañar, pero voy a dividir mi tiempo entre los dos países. Ha sido una experiencia maravillosa.

-¿Cuál fue la diferencia en el tratamiento con Cristina Kirchner y con Macri?
-No es un secreto que este gobierno se está reconectando con el mundo y estamos haciendo todo lo que podemos para apoyarlo en ese esfuerzo. El gobierno anterior no estaba tan enfocado en eso. Tenía una mirada muy diferente del mundo.

-¿El pico más alto del conflicto fue cuando Timerman decomisó material militar en un avión de Estados Unidos?
-Desde el primer día hice un gran esfuerzo para ser positivo y enfocarme en el futuro. Había una falta de conexión, así que dije no nos enfoquemos en el pasado y sí en el futuro, donde podemos ser positivos y encontrar áreas de beneficio mutuo. Y fue lo que hicimos.

-¿Esa fue una de las razones porque la que Obama no visitó la Argentina durante la administración Kirchner?
-No sé las razones, no estaba aquí. Obviamente estaba al tanto y pasamos por momentos desafiantes. Cuando Macri fue elegido fue una oportunidad para reanudar las relaciones positivas que tuvimos durante décadas o siglos.

-¿Le sugirió a Obama esperar al nuevo presidente para visitar la Argentina?
-Yo tenía la sensación de que quería ir a Cuba por su legado. Uno de los grandes éxitos de esta administración fue cambiar la política con Cuba y pensé que si iba a Cuba sería grandioso que también viniera a la Argentina, dos países que están cambiando, abriendo su relación con el mundo. Así que trabajé para que viniera en ese viaje.

-¿Pero usted sugirió venir durante el gobierno de Macri en lugar del de Cristina?
-El Papa y otros jefes de Estado evitan estar en un país en medio de una elección, así que nunca fue una posibilidad, pero después de la elección sí. Fue un viaje muy exitoso. La semana pasada estuve en la Casa Blanca, con el presidente Obama, y me dijo que salude a la Argentina y que quiere volver como un ciudadano particular.

-¿Saldrá antes del 20 de enero el acuerdo general de preferencias para la Argentina?
-Estuve trabajando en esto semanas atrás en Washington. Aceleramos todo lo que pudimos, también con el intercambio de información de impuestos. Nunca vi al gobierno de Estados Unidos trabajar tan rápido para que se hagan los acuerdos, como el firmado por primera vez en 15 años para exportar limones. Será difícil que el sistema general de preferencias salga en enero, porque tiene que haber audiencias públicas. Pero no me sorprendería que en dos meses salga.
-Depende de ellos, supongo que sí. Mucha gente me pregunta qué va a pasar con el próximo gobierno y digo que hemos creado tantos momentos positivos en el último año e institucionalizado tantas cosas que no veo que vaya a cambiar. El momento positivo seguirá. La Argentina no fue un tema en la campaña, no es controvertido, va bien, y muchos miembros del Congreso, republicanos y demócratas dicen que tenemos que trabajar con la Argentina y hacer todo lo posible por apoyar. Necesitamos que tenga éxito.

-¿Y qué pasa con el programa de Global Entry?
-Esa es una gran noticia. Ya firmamos el acuerdo y será una cuestión de semanas. Los argentinos van a poder usar el Global Entry y no tendrán que esperar en ninguna fila.

-Mencionó el acuerdo por los limones. ¿También fue parte del cambio de gobierno?
-Cuando dos países tienen una buena relación trabajan duro para conseguir resultados y tener logros. Estamos trabajando en un gran rango de temas, como seguridad, tecnología, ciencia.

-El gobierno de Macri dice que empresas de Estados Unidos están dispuestas a invertir aquí, pero las inversiones tardan, ¿por qué?
-Tenemos 500 compañías de Estados Unidos en la Argentina y están reinvirtiendo. Muchas han estado aquí un siglo, pero a las que no están naturalmente les toma más tiempo [invertir] porque quieren socios locales, entender el paisaje político, económico y financiero.

-Las compañías suelen quejarse por la seguridad jurídica. ¿Esto está resuelto?
-Resuelto diría que no, pero se ha progresado. Las empresas quieren tener previsibilidad, estabilidad, que ahora las hay, pero cada compañía tiene que decidir por sí misma.

-¿Cómo será la relación de Trump con la Argentina?
-Será buena. Hay un cambio en marcha, que puede hacer las cosas más lentas que las previstas. Lleva un tiempo cuando cambia una administración, pero la mayoría de la gente, por ejemplo en la embajada, se queda. Tenemos un momento muy positivo y no veo que eso cambie.

-Pero hay preocupación con un nuevo proteccionismo.
-No sé cuál será la respuesta si me pregunta cuál será la política de Trump. A veces lo que se dice en campaña es diferente de cómo gobiernan. Tenemos que esperar y ver cómo serán esas políticas.

-¿Qué es lo que más va a extrañar de la Argentina?
-El paisaje, los Siete Lagos, Bariloche, los asados y los superclásicos. Pero más que nada la gente. Disfruto el espíritu de los argentinos y espero seguir conectado.

-¿Deja el sector público, será consultor?
-Vuelvo al sector privado. Y espero volver trabajando con empresas argentinas, inversores y compañías de Estados Unidos para tratar de crear trabajo en ambos lados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada