lunes, 16 de enero de 2017

"Argentina debe redefinir su relación bilateral con EE.UU porque con Trump, será otro el contexto" (Sergio Berensztein)

ANÁLISIS. Para Berensztein, Cuba, México y Venezuela estarán mas complicadas en relacionarse con EE.UU.

 

"Argentina debe redefinir su relación bilateral con EE.UU porque con Trump, será otro el contexto"

El especialista en asuntos políticos, consideró que Norteamérica centrará su relación comercial con Europa, Asia y Medio Oriente, en medio de un panorama de "incertidumbre para América Latina".
16/01/2017
El analista político Sergio Berensztein, planteó un "escenario de incertidumbre" para la Argentina y la región latinoamericana en materia de relación bilateral una vez que Donald Trump asuma la presidencia de Estados Unidos.
En diálogo con EL LIBERAL, el cofundador de Poliarquía Consultores -a la que perteneció hasta 2014-, consideró que "los ejes de la política exterior de EE. UU. van a ser Europa, Asia y Medio Oriente y una realidad bastante remota sería América Latina, con lo cual Argentina, no va a ser una prioridad para su política exterior".
Igualmente, apuntó que ello "no quiere decir que el país deje de mantener vínculos con este país, pero deberá redefinir su relación bilateral, porque será otro el contexto con Trump", apuntó.
El analista se mostró "cauteloso" sobre la reciente reunión que varios expertos en asuntos latinoamericanos mantuvieron con Trump y la consideración que éste tuvo sobre la Argentina, como "un eje estratégico", según señaló uno de los expertos presentes en el encuentro.
"El tiempo que Trump destinó a la Argentina en esa charla fue muy acotado, pero esto no quiere decir que nuestro país no tenga una buena relación con su gobierno", dijo, al precisar que la realidad actual de América central (Cuba), México y Venezuela "son los temas que más le interesan" al magnate norteamericano, en términos de migración latina.
Resaltó que históricamente, "para la política exterior de Estados Unidos, América Latina tuvo más bien un rol marginal, y también ocurrió durante la presidencia de Obama. En los años del kirchnerismo teníamos una situación de enfrentamiento y una distancia my marcada, de hecho, el acercamiento con Venezuela e Irán, no hizo más que profundizar las distancias que existían".
En tal sentido, reconoció que "con bastante éxito, el presidente Macri hizo mucho para revertir este panorama durante su primer año de gestión, pero ahora se abre una situación distinta".
Así citó el ejemplo de Barack Obama, al precisar que "recién en su último año de gestión, se dedicó a la política exterior, y me animo a decir que aun con Hilary Clinton como presidenta, la Argentina no iba a tener tanta facilidad para una relación comercial", opinó.
"El mundo al que pensaba insertarse el presidente Macri no existe más, y de hecho el foro de Davos ha perdido centralidad, que en este contexto tan singular, estaba pensado para un mundo interdependiente, donde el comercio internacional, iba a ser la base del desarrollo, cuando hoy lo que se está discutiendo potencialmente es una guerra proteccionista y comercial entre las principales potencias: EE.UU. y China, donde la Unión Europea tiene posibilidades de desaparecer si triunfa la ultraderecha en Francia", explicó.
Ante este marco, insistió que al margen de la política que implemente Trump "la política exterior argentina tiene replantearse profundamente los objetivos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada