sábado, 30 de julio de 2016

Macri y Peña Nieto avanzan hacia un acuerdo de libre comercio. En Plaza de Mayo, movilización contra el presidente mexicano por las violaciones sistemáticas a los derechos humanos. El presidente de Perú, PPK, profundiza el giro derechista en la región

Peña Nieto y Macri exhibieron la buena sintonía mutua en el encuentro de ayer

 

Macri y Peña Nieto avanzarán hacia un acuerdo de libre comercio

Fijaron esa meta al firmar convenios para profundizar el vínculo económico y comercial; uno de ellos establece preferencias arancelarias; acercamientos en Seguridad
LA NACION
Sábado 30 de julio de 2016
 
"Queremos que el ACE 6 se transforme en un tratado de libre comercio", dijo Macri en la ronda de negocios de empresarios argentinos y mexicanos en la Cancillería.

El presidente Mauricio Macri y su par de México, Enrique Peña Nieto, se reunieron ayer en la Casa Rosada y acordaron profundizar la relación económica y comercial para una mayor integración y, así, avanzar hacia un acuerdo de libre comercio entre ambos países, que según funcionarios argentinos podría firmarse en 2017."Aspiramos a que estos convenios se multipliquen y nos lleven a un acuerdo de integración absoluta, de libre comercio entre ambos países", dijo Macri. Lo mismo planteó Peña Nieto durante la declaración conjunta en el Salón Blanco del palacio gubernamental. Expresó su deseo de que "esta profundización nos permita aspirar en un futuro no muy lejano a un acuerdo de mayor integración y de libre comercio".La clave del acercamiento fue la firma del convenio de ampliación y profundización del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 6), referido a preferencias arancelarias, el más importante de los seis convenios de intercambio y cooperación que se firmaron. Por falta de tiempo para afinar los detalles, en las próximas semanas se suscribirán otros once acuerdos bilaterales.
Según confió a LA NACION el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el ACE 6 "profundizará una relación comercial que estaba paralizada en estos años". Cerca de la canciller Susana Malcorra deslizaron que hasta la noche anterior había incertidumbre y todo se destrabó a la madrugada.
México exporta a la Argentina por US$ 1500 millones y la Argentina sólo por US$ 1000 millones. Esa balanza comercial equivale a un día y medio de comercio entre México y Estados Unidos.
La ampliación del ACE 6 abrirá posiciones arancelarias para profundizar el inter cambio comercial en los sectores agrícola, ganadero y automotriz, entre otros. "El tratado de libre comercio será a mediano plazo, pero eso podría ser en 2017", reveló a LA NACION un alto funcionario macrista.
México tiene tratados de libre comercio con Estados Unidos, su principal mercado, con Chile y con dos países del Mercosur, Paraguay y Uruguay.
Luego de firmar los seis convenios, Macri le ofreció a Peña Nieto un almuerzo de honor en el Museo de la Casa Rosada junto con las dos primeras damas, Juliana Awada, y Angélica Rivera Hurtado.
En materia de inversiones, no hubo anuncios concretos. Dentro de los 17 convenios que se habrán firmado en los próximos días, existen acuerdos de protección de inversiones que favorecerían el clima de negocios, especialmente en agricultura, industria y servicios.
Además, se informó que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, firmará en agosto un acuerdo de intercambio de información entre todas las agencias de seguridad, migraciones e inteligencia de ambos países para investigar el narcotráfico y el crimen organizado.
El foco estará puesto en las investigaciones en marcha en la Argentina sobre el ingreso de cárteles mexicanos como el de Sinaloa, que apareció vinculado con el tráfico de efedrina y a resonantes crímenes, como los del Unicenter y General Rodríguez, que tienen conexiones políticas con delincuentes vinculados a funcionarios del gobierno de Cristina Kirchner.
En el Gobierno confiaron en que el acercamiento servirá consolidar la relación entre el Mercosur y México. Para Macri los "desafíos comunes" serán "la integración, la defensa de los derechos humanos, el combate del crimen organizado y el narcotráfico, y el cuidado del ambiente".
Luego de la reunión a solas en el despacho presidencial, ambos mandatarios se dirigieron al Salón Eva Perón, donde se sumaron Malcorra, Pompeo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay. Del lado mexicano estuvieron los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, y el embajador de México, Fernando Castro Trenti. También los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala; de Jujuy, Gerardo Morales; de Tucumán, Juan Manzur; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de San Juan, Sergio Uñac.
Malcorra y Prat-Gay recibieron a empresarios en el Palacio San Martín, donde también hablaron Macri y Peña Nieto. Unas 20 grandes empresas manifestaron su interés en invertir en el país.

-----------------------------------------------------



Resumen Latinoamericano, 29 julio 2016.- Organizada por las Asamblea de Mexicanos y Mexicanas, decenas de organizaciones sociales, partidos de izquierda y movimientos solidarios escracharon al Presidente mexicano Enrique Peña Neto al grito de “asesino” , “Atyozinapa vive y vive”, recordando a os 43 normalistas secuestrados y desaparecidos y también vitorearon a las maestras y maestros mexicanos de la CNTE que luchan contra la ley educativa neoliberal que pretende imponer el gobierno.
Peña Nieto se reunió con Macri en la Casa Rosada con Mauricio Macri y hablaron de efectivizar tratados de libre comercio y de apoyar la Alianza del Pacífico impuesta por los Estados Unidos en una clara reedición del ALCA.
La fuerte presencia policial no arredró a los manifestantes que primero en Plaza de Mayo y por la tarde marchando desde allí hasta la Cancillería (donde entregaron un comunicado de repudio a Peña Nieto a la canciller argentina) expresaron su protesta contra “la afrenta de que el gobierno argentino reciba a un asesino y jefe de un narcoestado”, según expresaron varios oradores.
Entre los asistentes a la movilización se destacó la dirigenta de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, y representantes de varios sindicatos y organizaciones políticas y sociales.

--------------------------------------------------------------------------



PRIMERAS DEFINICIONES DE POLITICA EXTERIOR DEL PRESIDENTE PERUANO PEDRO PABLO KUCZYNSKI

PPK se alinea con EE.UU. y la derecha regional

Con críticas abiertas a Venezuela y silencios intencionados con respecto a Brasil, el mandatario peruano, de buena sintonía con Macri, prioriza la relación con Washington y las economías neoliberales de la Alianza del Pacífico.

Por Carlos Noriega
Desde Lima
Página/12
 
En su primer mensaje como presidente luego de juramentar el cargo, el economista Pedro Pablo Kuczynski casi no habló de política exterior. En este tema se limitó a una frase: que aspira a que el Perú se integre a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Eso fue todo. Nada de política regional. No habló del tema en su primer discurso presidencial, pero por su conocida posición política y sus declaraciones previas, los gobiernos de derecha de la región ya le dan la bienvenida a ese bloque.
Una orientación comercial de la política exterior; reforzar la apuesta por los tratados de libre comercio; priorizar en la región a la Alianza del Pacífico, integrada por Colombia, Chile, México y Perú, bloque de economías neoliberales cercano a Estados Unidos; poco interés por procesos de integración regional como Unasur; una relación privilegiada con Washington, que ya existe, serán, por lo que se sabe, las pautas centrales de la política exterior del recién estrenado presidente peruano.
“Esas prioridades en política exterior de Kuczynski serán una continuidad, una vuelta más de tuerca, de la política que han tenido Humala y los gobiernos anteriores. Se van a profundizar esas prioridades. Que en su discurso de toma de mando Kuczynski solamente haya mencionado su interés de entrar en la OCDE, que es el club de los países capitalistas, revela que su énfasis va a estar en el comercio internacional”, le señaló a Página/12 Alberto Adrianzén, analista político y ex parlamentario andino.
Por razones comerciales, China será otra prioridad de la política exterior del nuevo gobierno. El primer viaje al exterior de Kuczynski como presidente será, precisamente, a ese país, a donde viajará en setiembre. “Voy a ir a China porque me interesa nuestro principal mercado para nuestras exportaciones”, ha declarado el presidente peruano, explicando su viaje al país asiático.
Kuczynski se reunió con Macri antes de su juramentación como presidente. Ambos tienen mucho en común: su cercanía con el mundo de las empresas y los negocios, las políticas neoliberales, y muchas coincidencias en política exterior.
“Siempre he sido amigo y amante de Argentina. Felicito al presidente Macri por el inicio de su gobierno. Tiene problemas económicos que está tratando de resolver”, le dijo Kuczynski a este diario, dejando ver su simpatía por el presidente argentino.
“Habrá un mayor acercamiento del Perú con Argentina por la cercanía y afinidad entre Kuczynski y Macri, que piensan parecido en política exterior, en términos de que hay que integrarse a Estados Unidos, a los países europeos, a la globalización, a los tratados de libre comercio, comparten su oposición al gobierno de Venezuela y a ninguno de los dos les gusta Unasur”, señaló Adrianzén.
En conferencia con la prensa extranjera dos días antes de ju- ramentar como presidente, Kuczynski señaló que su política exterior estará guiada por los principios de tener “relaciones amistosas y cordiales con todo el mundo” y “defender con total determinación los principios democráticos”. Pero lo de buenas relaciones con todos parece no incluir al gobierno de Venezuela.
Días antes de asumir el gobierno, el nuevo presidente peruano se pronunció contra el régimen de Venezuela y se reunió con miembros de la oposición venezolana, a la que apoyó abiertamente. Pero no ha querido pronunciarse sobre el golpe parlamentario en Brasil contra Dilma Rousseff. Revelador doble estándar.
“La defensa de la democracia aplica al caso de Venezuela, donde ha habido un voto contundente que ha puesto a la oposición en control de la Asamblea Nacional y que ha terminado en un conflicto en el que hay presos políticos. Estamos en contra de eso”, le dijo Kuzcynski a la prensa extranjera.
Preguntado por Página/12 si esa defensa de la democracia también incluye el caso de Brasil y el golpe parlamentario contra la presidenta Dilma Rousseff, y cuál será su posición frente a esta situación y el gobierno de Temer, el presidente peruano se declaró prescindente.
“No interferimos en los temas de otros países. Los brasileros arreglarán sus cosas sin que otros países se metan”, respondió. “El caso de Venezuela es diferente, porque ahí hay una violación a los derechos civiles y humanos básicos, con presos políticos, en Brasil no hay eso”, se justificó para explicar la diferente vara para medir uno y otro caso.
Para Kuczynski, en Brasil no hay una violación de derechos, ni afectación de la democracia. “En Brasil hay una disputa entre diversos grupos importantes políticamente a raíz de un escándalo de corrupción, nosotros no tenemos nada que decir en eso”, fue su interpretación del golpe parlamentario en ese país, ante la pregunta de este diario.
Para el analista Adrianzén, PPK es un emergente de un nuevo ciclo en la región. “Kuczynski es parte de la derecha regional, ve como positivos los recientes cambios políticos en Argentina y Brasil. En la región tendrá un mayor acercamiento con los gobiernos de Argentina, Colombia, México y con Brasil en la medida que se mantenga la derecha en el poder. Se siente cercano a todo lo que sea libre comercio”, señaló el especialista. “En el caso de Venezuela sí hay un cambio respecto a lo que fue la política de Humala, quien nunca se pronunció sobre el caso venezolano, como lo ha hecho Kuczynski a favor de la oposición de ese país”, indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada