jueves, 16 de febrero de 2017

COLUMNA de Cecilia Nahón sobre la política exterior de Donald Trump

Logo

[COLUMNA] Cecilia Nahón con @VHMok sobre la política exterior de Donald Trump

¿Y eso de que Donald Trump iba a ser menos intervencionista? Trump está rodeado de militares, bombardeó Yemen, sancionó a Irán, amenazó con enviar a las fuerzas armadas a México para luchar contra el narcotráfico, sancionó al Vice Presidente de Venezuela, acusó a China, y la lista sigue.

¿Tiene Donald Trump una política exterior menos intervencionista? Durante la campaña electoral en Estados Unidos, e incluso en las últimas semanas, algunos expresaron cierta expectativa positiva respecto de que Trump, bajo el mantra de “America First”, desplegara una política exterior más “aislacionista” y, como contrapartida, menos intervencionista en los asuntos internos de otros países. Malas noticias. Desde que asumió, el gobierno de Trump emprendió numerosas acciones en sentido contrario en todos los continentes: bombardeó Yemen, sancionó a Irán, especuló con enviar sus fuerzas armadas a México para luchar contra el narcotráfico (los ‘bad hombres’ en vocabulario Trump), acusó por su política cambiaria a China, se metió de lleno en el conflicto palestino-israelí, y la lista sigue. En la última semana, Trump estableció sanciones contra el Vice Presidente de Venezuela, recibió a dirigentes opositores a Maduro en la mismísima Oficina Oval (antes que a cualquier mandatario de la región), y buscó cerrar filas con Macri y otros Presidentes afines al respecto. Sólo Rusia se salva por ahora, cuya relación bilateral con Estados Unidos en esta nueva etapa es un gran interrogante.
El enfoque "duro" de Trump no debería sorprendernos. En materia de política exterior y “seguridad nacional”, conformó un gabinete repleto de militares y halcones, incluso por encima de lo que es habitual en Estados Unidos. No escapan a este perfil militarista sus asesores para América Latina. El nuevo “Director Principal de la Casa Blanca para Asuntos del Hemisferio Occidental”, Craig Deare, cuenta con 20 años de servicio en el ejército estadounidense, de donde se retiró con rango de Teniente Coronel luego de llevar adelante misiones en Honduras y México vinculadas a inteligencia, operaciones especiales y contrainteligencia. También integró por casi una década el Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de la Defensa Nacional.
Más que “aislacionismo”, parece configurarse un renovado “unilateralismo” en la forma de encarar la relación con América Latina. Y lo más grave es que el gobierno de Macri no sólo no parece tener ningún problema con un vínculo en estos términos sino que, al contrario, se muestra ansioso por recibir una nueva cucarda de alumno ejemplar de la región, ahora de manos de Trump.

- escuchá la columna acá


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada