domingo, 11 de diciembre de 2016

Malcorra: "No creo que EEUU se cierre como se estima". Su balance de la política exterior de Macri. Además, mañana el gobierno de Obama entregará nuevos documentos desclasificados sobre la Argentina

Susana Malcorra

 

Susana Malcorra: "No creo que EE.UU. se cierre como se estima"

La canciller dice que la elección de Trump abre nuevas oportunidades para la Argentina
LA NACION
 
Como para todo el Gobierno, fue un año intenso para la canciller Susana Malcorra . Pero en su caso no sólo pesaron las dificultades propias de la primera etapa de la gestión, sino también los efectos de un mundo muy cambiante, que obligó a hacer varias reevaluaciones.
La ministra de Relaciones Exteriores tiene una mirada optimista sobre esas transformaciones, que tuvieron en la elección de Donald Trump su momento clave. En parte, porque descree "que Estados Unidos se cierre comercialmente como se estima". Pero además, porque entiende que si eso ocurriera, al mismo tiempo se abrirían nuevas oportunidades para la Argentina. Dice que el objetivo para el segundo año de gestión será diversificar la apuesta para fortalecer el vínculo con Asia y África.

-En el primer año se buscó normalizar la relación de la Argentina con el mundo. ¿Cuál es el objetivo a partir de ahora?

-Efectivamente, el primer año se buscó instalar a la Argentina, y eso lo logramos. ¿Que viene ahora? Primero, cubrir una gran parte del mundo que aún no pudimos abordar. Yo, por ejemplo, no he ido a la India todavía. Y la otra cosa es: tuvimos un primer año en el que fuimos egocéntricos en nuestra agenda para instalar a la Argentina. Ahora debemos adaptar lo que queremos a una realidad que se ha puesto muy compleja y que tuvo novedades en los ultimos tiempos.

-¿El objetivo es que la Argentina tenga un rol global más estratégico o priorizar cuestiones más tangibles, como la comercial?

-Queremos tangibilidad, no creemos que la Argentina esté en un punto en el cual su inserción en el mundo pueda medirse sólo en terminos teóricos. Ahora, la tangibilidad, que serían los aspectos comerciales, no se puede lograr si no hay también una inserción política y estratégica, que se divide en dos grandes temas. Uno, presencia en lugares que uno no priorizaría tanto si sólo midiera las efectividades conducentes; y segundo, redefinir nuestro mapa de presencia para estar en aquellos mercados en los cuales creemos que podemos tener más impacto.

-¿Cuáles son esos mercados?

-Estamos poniendo mucho énfasis en cerrar el acuerdo con la Unión Europea (UE), debemos mantener un vínculo fuerte con los Estados Unidos y ver cómo nos paramos frente a las señales que mande la nueva administración. Pero cuando miramos qué puede tener impacto sobre nuestra balanza comercial, más allá de China, hay una oportunidad muy grande en todo el sudeste asiático y en África, que es un enorme demandante de materias primas, que China ha dejado de consumir en un porcentaje importante.

-¿La llegada de Trump a la Casa Blanca puede cerrar puertas a la Argentina?

-Nuestra balanza con los Estados Unidos no es enorme, es decir que si lo pusiéramos en términos de riesgos, si hubiera un cierre absoluto de los Estados Unidos, que yo no creo que vaya a ocurrir, hemos estado tan lejos de Estados Unidos, que hoy por hoy no nos representaría un impacto negativo tan grande. Lo que sí haría es representar una falta de oportunidad, porque lo que nosotros vemos en los Estados Unidos es oportunidad. Primero, yo no creo que los Estados Unidos se cierre comercialmente al nivel que se está estimando; y segundo, creo que esa oportunidad va a seguir existiendo. Dicho esto, lo que hagan los Estados Unidos tiene impacto global. Entonces, por ejemplo, no vamos a ver en el corto plazo un avance en el tratado de la UE y los Estados Unidos. Eso es una oportunidad para nosotros para avanzar en el acuerdo entre Mercosur y la UE a una velocidad mayor. Otro ejemplo: Estados Unidos ha dicho claramente que la relación con Asia se va a ralentizar. Ahí tenemos de nuevo toda la cuestion con la Alianza Pacífico, una proyección a Japon, Corea del Sur, Singapur, que es una oportunidad.

-¿Hay que recomponer el vínculo con los Estados Unidos?

-No, no hay nada que recomponer porque no hay nada que se haya roto. El presidente electo Trump es un gran signo de pregunta para el mundo. Tampoco ha definido quién será su secretario de Estado y éste será un dato clave en ello. Nosotros estamos muy expectantes y manteniendo contactos con todos. Lo que sí observamos es que el trato personal que Macri tiene con Trump y el hecho de que se puedan llamar y decir "Hi Mauricio, Hi Donald", allana muchísimo el camino en la diplomacia.

-Hay una mirada de que los cambios globales son negativos para la Argentina, y de que hay una tendencia del mundo a cerrarse cuando la Argentina está con una política más aperturista.

-No sé si la conclusión de que el mundo tiende a cerrarse es exacta, creo que hay partes del mundo que están enviando señales de cerrazón. Nosotros tenemos la convicción de que la salida de la Argentina al mundo es la única alternativa, porque una Argentina cerrada dio los resultados que ya sabemos. Lo que hay que hacer es una inserción inteligente. El que se produzcan algunos cambios puede significar que las oportunidades sean de alguna manera mayores o que se aceleren.

-¿Cómo va a seguir el vínculo con Gran Bretaña, más allá de la reunión de Ginebra por la identificación de los soldados caídos no identificados?

-La hoja de ruta es nuestro comunicado conjunto. Allí incluimos una cantidad de temas, en los que estamos trabajando. En los temas económicos hubo un gran avance. Las empresas del Reino Unido están participando de licitaciones en infraestructura, trabajamos mucho para mejorar nuestra cooperación y desarrollo, y en temas culturales. Hay una gran cantidad de temas en base al principio que definimos de trabajar en una agenda que en un 80% sea propositiva, y que en un 20% gira en torno de una cuestión compleja que son las Malvinas. Se va a hacer una reunión para pasar inventario de esta hoja de ruta, que estimo que la vamos a poder hacer si de Ginebra sale una decisión afirmada de que estamos en condiciones de dar el mandato a la Cruz Roja para identificar a los soldados no identificados. Ahí habrá una buena razón para juntarse y repasar todo esto, incluyendo las cuestiones del Atlántico Sur. Es evidente que una de las áreas donde hay mucho intereses del Reino Unido es en la cuestión de los vuelos. Bueno, miraremos cuáles son las propuestas. En la cuestión de aerotransportes estamos abriéndonos de una manera muy significativa. Eso puede ser una forma de simplificar una posible solución del tema vuelos, pero no hay nada concreto todavía.

-¿Qué hará la Argentina ante los planteos de la CIDH y de la ONU por Milagro Sala?

-Este tema tiene complejidades muy grandes. Nosostros como gobierno somos los custodios del cumplimiento de los compromisos adquiridos por la Argentina en materia de derechos humanos. Somos los interlocutores de la CIDH o del grupo de trabajo de ONU. Pero la Argentina es un país federal y este tema está en la Justicia de Jujuy. Por ejemplo, cuando nosotros vamos al Departamento de Estado a reclamar por un argentino que está en espera de la pena de muerte (por el caso Víctor Saldaño) ellos dicen que esta en el estado de Texas. No es el mismo caso, pero hay que entender que aquí también hay una clara división de poderes. Nosotros no podemos actuar en forma directa.Estamos tratando de proveer de información al grupo de expertos de la ONU y a la CIDH porque es cierto que este grupo tenía información atrasada respecto del caso Sala, era información de marzo.

-¿Cuál será el objetivo de la Argentina durante la presidencia pro témpore del Mercosur que empieza la semana que viene?

-Uno de los temas más importantes que tenemos en el Mercosur es la negociación con la UE. Ésta será una de las prioridades y Venezuela siempre fue ajena a esas negociaciones. No voy a negar que tener una situación en donde se evalúa la cesación uno de los estados miembros tiene su impacto. Lo que hay que asegurar es que los cuatro socios fundadores del Mercosur avancemos en la agenda común. Sabemos que debemos abroquelar más el Mercosur y simplificar la normativa. El Mercosur estuvo en una línea muy política y creo que falta simplificar medidas regulatorias.

-Usted llegó como una de las figuras cuando se conoció el gabinete, pero después recibió varias críticas. ¿La sorprendieron?

-No, no me sorprendieron, la Argentina es de por sí un país con mucha crítica. Lo que sí me sorprendió fueron las criticas sin sustento o sobre premisas falsas, como cuando quisieron poner en duda mi moral cuando fui candidata para Naciones Unidas. Eso me molestó muchisimo. La verdad es que no le dediqué mucho tiempo a mi candidatura.

-¿Qué balance y autocrítica hace en su año de gestión?

-El tema de la comunicación creo que nunca es suficiente. No hablo de mejorar sólo la comunicación con los medios, sino con el Congreso, con la sociedad civil, con el resto de los ministerios y con las provincias.

-¿Por qué dijo que está muy "burrocratizada" la Cancillería?

-Sí, creo que hay que trabajar eso. Yo soy de empoderar. Dejo que la gente vaya y haga, y banco eso. Si de diez decisiones siete están bien, adelante. Esto está en el margen de error de cualquiera. El problema es querer tomar la decisión perfecta y se toma una sola. Eso no lo banco y eso es parte de lo que llamo "burrocracia".

--------------------------------------------------------------


EE.UU. enviará más textos desclasificados

El gobierno de Obama entregará a la Argentina material referido al período previo a la dictadura militar
LA NACION
 
Cuatro meses después de la primera entrega, y cuando falta poco más de un mes para dejarle el poder a Donald Trump, el gobierno de Barack Obama cumplirá mañana con la promesa de continuidad en la divulgación de documentos desclasificados relacionados con la última dictadura militar en el país.
El homenaje conjunto que la Secretaría de Derechos Humanos y la delegación norteamericana en el país harán a Patricia Derian, la ex subsecretaria de Derechos Humanos durante la gestión de Jimmy Carter, servirá de marco para la entrega de cerca de 1000 documentos desclasificados, un número similar a los cedidos por la administración norteamericana en agosto, en coincidencia con la visita del secretario de Estado John Kerry y su encuentro con el presidente Mauricio Macri .
Barack Obama
Barack Obama. Foto: Archivo
"Estamos muy contentos con este paso, que sigue aportando en la búsqueda de la verdad y la justicia", afirmaron a LA NACION en la Secretaría de Derechos Humanos, que encabeza Claudio Avruj. Poco trascendió acerca del contenido de estos documentos, pero sí se sabe que abarcan desde la segunda presidencia de Richard Nixon (1973 a 1975), Gerald Ford (1975 a 1977), Jimmy Carter (1977 a 1981) y Ronald Reagan (1981 a 1985). "Son informes ministeriales. Contienen información de las áreas de inteligencia y seguridad", afirmaron en el Gobierno.
A diferencia de la primera entrega, que se circunscribió a la época que coincidió con la dictadura en la Argentina, los documentos abarcarían el tercer período de gobierno de Juan Perón (1973-74) e Isabel Perón (1974-76), y permitirán ahondar en detalles hasta ahora desconocidos de una época oscura del país, en la que la Triple A y los grupos guerrilleros sembraban su estela de violencia. Leandro Despouy, actual representante especial para los Derechos Humanos de la Cancillería, había anticipado en aquella primera presentación, en la Casa Rosada, que los nuevos documentos desclasificados abarcarían también esos años oscuros de la Argentina, ocurridos bajo gobiernos democráticos.
Durante sus tres visitas al país, Derian enfrentó a la dictadura militar argentina por su política de derechos humanos, y recibió más de 5000 denuncias sobre personas detenidas-desaparecidas. El homenaje se realizará mañana, a las 18, en el Archivo Nacional de la Memoria, que funciona en la ex ESMA. Participarán el embajador de Estados Unidos, Noah Mamet, y el periodista Robert Cox, ex editor del Buenos Aires Herald, además de Avruj y Despouy. Estarán presentes funcionarios de la Cancillería que encabeza Susana Malcorra, y de la Jefatura de Gabinete.
El embajador Mamet y funcionarios norteamericanos entreguen los documentos, que días después estarán disponibles para el público a través de la web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada